Confederación Campesina del Perú

El Gobierno y el Congreso han perdido, pues, una ocasión para recuperar en algo el declinante apoyo de la ciudadanía, y se van diluyendo las esperanzas de que este Gobierno muestre coraje para adoptar medidas favorables a la mayoría de la población, cuando poderosos grupos empresariales elevan la ceja en señal de desaprobación.

Nuestro total respaldo a la comunidad campesina de Cañaris por luchar por su propia alternativa de desarrollo, que prioriza la vida, la agricultura, las fuentes de agua. A la población campesina ya no se le puede engañar, conocen que los pueblos con explotación minera, como Cajamarca, continúan pobres y son las transnacionales de las industrias extractivas las que se enriquecen, trasladando sus ganancias directamente a su país.

Páginas