Vigilancia Ciudadana de los TLC

2011-05-19 00:00:00

MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES
   
 Extractivas: una agenda mínima para una transición
José De Echave, de Cooperacción, destaca la urgencia de diseñar procesos de transición para las actividades extractivas, pues así como la minería representa cerca del 60% de nuestras exportaciones, también produce conflictos sociales que no dejan de aumentar.   Las pistas de una agenda mínima, que debe permitir transitar de un extractivismo depredador y generador de conflictos a uno más sensato son:

Recuperar capacidad de regulación pública. En lo ambiental, hay que terminar de construir una real autoridad que tenga autonomía, capacidades, competencias, recursos y voluntad política. La perspectiva programática de la nueva autoridad ambiental es construir una gestión transectorial, que evalúe con independencia los estudios de impacto ambiental, que revise los límites de emisión, que fortalezca la fiscalización e interactúe con las autoridades regionales y locales. Curiosamente, Fuerza 2011 propone que algunas de estas funciones regresen al Ministerio de Energía y Minas. El mundo al revés.
El país también necesita ordenar el uso de su territorio, Ordenamiento territorial y zonificación económica y ecológica aparecen como los instrumentos de política que deben ser implementados.  
Se necesita una verdadera ley de consulta. Hay que desentrampar y poner vigente la ley aprobada en el Congreso el año pasado.
También se necesita que todas las empresas mineras se comprometan a pagar regalías, que no utilicen más beneficios tributarios y que paguen un impuesto a las sobreganancias.

¿Implementar este tipo de políticas ahuyentará las inversiones y frenará el crecimiento de  la minería? De ninguna manera. En primer lugar porque el freno ya se produjo con las políticas actuales: el PBI minero se ha convertido en negativo desde hace algunos años.  Además, políticas como las que se sugieren se aplican en los principales países mineros en el mundo y los inversionistas las aceptan. La República Perú  

Perú: Indígenas y agricultores rechazan proyecto de ley forestal
Decenas de organizaciones indígenas y agrarias firmaron un comunicado en rechazo a la actitud de la Comisión Agraria del Congreso de mantener en agenda del Pleno el proyecto de ley forestal y de fauna silvestre sin recoger los aportes y las observaciones de las organizaciones indígenas y agrarias.

Para estas organizaciones, el proyecto de Ley mencionado, entre otras cosas, contiene las siguientes agresiones a los derechos de pueblos indígenas y campesinos:

No reconoce el derecho de ocupación/posesión de cientos de comunidades “invisibles” para el Estado y permite la superposición de sus territorios con “títulos habilitantes” empresariales (6º disposición final).
No prioriza la deuda de titulación de territorios indígenas, pero privilegia la entrega de concesiones empresariales de miles de hectáreas para negocios de madera, turismo, conservación, biocombustible, mercado carbono (57º,60º).
No garantiza con presupuesto público la promoción de la autogestión forestal por las propias comunidades que siguen abandonadas y a manos de la “tercerización” de contratos forestales que facilita la tala ilegal.
No garantiza la vida de los pueblos autónomos (o en “aislamiento voluntario”) al no recortar las concesiones forestales por donde ellos suelen transitar y se limita a papeles de “protocolos de avistamiento” que no son fiscalizados (50º).
Atenta contra nuestros pueblos al no prohibir las masivas plantaciones/cultivos agroindustriales o bioenergéticos dañinos de palma aceitera, piñón, caña de azúcar.

Con motivo de la convocatoria de la Comisión Agraria del Congreso de la República, al “Encuentro Nacional” del 12 al 14 de mayo, en relación al Proyecto 4141 o Ley Forestal y de Fauna Silvestre, se concluyó que la consulta no fue tal y que frente a estas graves contradicciones, dicho encuentro carece de garantías y confianza alguna de lo que ahí se pueda resolver y, por tanto, incorporar en la ley. Servindi

Perú: Gobierno informa a ONU que cumple derechos de los pueblos indígenas
El gobierno peruano respondió al cuestionario sobre el cumplimiento de las recomendaciones formulado por el Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, señalando que el Perú tienen protegidos sus derechos gracias a la creación del viceministerio de Interculturalidad, el Indepa y a los proyectos de inversión pública que el gobierno lleva a cabo en esas jurisdicciones.

No menciona la existencia de conflictos socioambientales por el agua, la tierra y el territorio que crecen en el país a consecuencia de la débil protección a los derechos de los pueblos indígenas por parte del gobierno del presidente García.

El informe incluye varias incoherencias entre lo que se consigna y lo que en realidad hace el gobierno en esta materia.  Por ejemplo, cuando se pide que explique cómo el gobierno trata la recomendación sobre la aplicación del Consentimiento Libre, Previo e Informado para los indígenas; el gobierno confunde este derecho con el de consulta, cuyo proyecto de ley fue observado y que lleva un año sin aprobarse.

Asimismo, presenta como una acción positiva del Estado el “Reglamento de Consulta a los pueblos indígenas para las actividades minero energéticas”, promulgado mediante el Decreto Supremo 023-2011-MEM del ministerio de Energía y Minas, que ha sido cuestionado por las principales organizaciones indígenas y campesinas.

A la pregunta sobre las dificultades encontradas por el gobierno en la aplicación de las recomendaciones, éste sostiene que una de ellas es la dispersión y lejanía de algunos pueblos indígenas. “Se espera que la activación del viceministerio de interculturalidad, sumando más y mayores esfuerzos al trabajo que viene realizando Indepa, signifiquen una mejora en las acciones del Estado frente a esta realidad”, asegura el documento.  Servindi

PNUMA: Recursos naturales y minerales corren peligro de desaparecer 
Un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente advierte que para el año 2050, la humanidad podría devorar 140 millones de toneladas de minerales, combustibles fósiles y de biomasa al año a menos que la tasa de crecimiento económico sea “desacoplada” de la tasa de consumo de recursos naturales.

Con el crecimiento de la población y la prosperidad, especialmente en países en desarrollo, la expectativa de niveles mucho más altos de consumo de recursos va “mucho más allá de lo sostenible” si se tiene en cuenta que todos los recursos del mundo son finitos, advierte el informe del Panel Internacional de Recursos del PNUMA.

Mejorar la tasa de productividad de los recursos (“hacer más con menos”) de manera más rápida que la tasa de crecimiento económico es la idea atrás del concepto de “desacoplamiento”, indica el panel.

Ese objetivo, sin embargo, exige un replanteamiento urgente de los vínculos entre el uso de los recursos y la prosperidad económica, respaldada por una inversión masiva en innovación tecnológica, financiera y social, hasta al menos congelar el nivel de consumo per cápita en los países ricos y ayudar a las naciones en desarrollo a seguir una ruta más sostenible.

El desacoplamiento es parte de una transición hacia una Economía verde, baja en carbono, eficiente en el uso de recursos, la cual es necesaria para estimular el crecimiento, generar empleos decentes y erradicar la pobreza de una manera que la huella de la humanidad se mantenga dentro de los límites del planeta  La Primera Perú
Ecuador:  Indígenas anuncian "derecho a la resistencia" 
Humberto Cholango, recién elegido presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador(CONAIE), señaló que la población se acogerá al "derecho a la resistencia" donde se intente la explotación petrolera y minera sin el consentimiento ciudadano.

Cholango no entró en detalles sobre las medidas que podrían aplicar las comunidades, pero en el pasado grupos de indígenas han bloqueado las c