Masiva participación en los debates del Foro Social Chileno

2004-11-22 00:00:00

Después de la marcha el debate. El Foro Social Chileno inició
hoy sus dos días de trabajo como una instancia de defensa de
los espacios de participación, que en toda democracia deben
existir para que organizaciones sociales e individuos sean
parte activa de la sociedad que se construye.

Cerca del mediodía, unas tres mil 500 personas ya se habían
acreditado para participar en los distintos foros y
actividades culturales, y circulaban por las instalaciones de
la Academia de Humanismo Cristiano, el Colegio Compañía de
María y el Instituto Carlos Casanueva, en el barrio
Providencia.

La multitudinaria marcha de ayer, que congregó a más de 50 mil
personas, empujó con fuerza a la ciudadanía a hacerse parte y
participar en este Foro Social Chileno que finaliza mañana
domingo pasado el mediodía.

El Foro Social se realiza como instancia y agenda paralela a
la Cumbre APEC que también este fin de semana convoca en
Santiago a los jefes de Estado de las naciones de la cuenca
del Pacífico. "La forma en que avanza la globalización, la
protección del medio ambiente, el fortalecimiento de la
democracia y la integración económica, no es responsabilidad
exclusiva de mandatarios ni se puede regir sólo por criterios
comerciales, sino que debe incorporar las visiones y
necesidades de la sociedad civil" dice Margarita Iglesias,
integrante de Attac, una de las organizaciones integrantes del
FSCH.

Por ello, los ejes temáticos del Foro Social abarcan la
Integración Latinoamericana, Tratados de Libre Comercio y el
rol de Chile en el concierto mundial; medio ambiente,
sustentabilidad y recursos naturales; democracia,
participación y derechos humanos; propuestas alternativas al
modelo de desarrollo vigente, pueblo originarios y diversidad
cultural; mundo del trabajo, sindicalismo y modelo económico;
globalización y desarrollo humano.

Sólo en la Academia de Humanismo Cristiano, más de 2 mil
personas se sumaron a las diferentes ponencias paralelas,
varias de las cuales superaron ampliamente la capacidad de las
aulas dispuestas. Así fue con la exposición de organizaciones
ecológicas –como Chile Sustentable, Terram, Greenpeace y
Renace- sobre el desafío del Medio Ambiente y la
sustentabilidad.

El auditórium de la universidad no dio abasto para escuchar a
María Eugenia Horvitz, Aníbal Quijano y Tomas Moulián sobre
"La democracia que queremos". Jóvenes, académicos y
representantes de diversas delegaciones de América Latina
escucharon y debatieron sobre la capacidad de organización,
descentralización efectiva y respeto y ejercicio de los
derechos humanos y civiles.

En el Colegio Compañía de María se vivió un clima similar,
pero con un claro matiz cultural y de género. En los patios se
instaló una feria con puestos de diversas organizaciones
sociales, artesanos chilenos, ecuatorianos y una carpa que
convocó a cientos de mujeres a debatir sobre instrumentos
internacionales de protección de los derechos humanos,
mientras en las aulas se realizaron ponencias sobre violencia
intrafamiliar, infancia, la realidad del sistema carcelario,
la educación y la reforma a la salud.

Unas 80 mujeres con carteles en mano -que rechazaban la
presencia de George Bush en Chile y la violencia- marcharon
por calle Seminario, Obispo Salas y Condell recorriendo
calles, patios y aulas.

Transversalmente y sin exclusión, todas las actividades que se
realizan al alero del Foro Social tienen el mismo tenor, un
objetivo similar, la misma conclusión: la necesidad de
fomentar la participación y que la ciudadanía se exprese y
tomo decisiones ante los grandes temas que de una u otra forma
inciden en lo cotidiano.

Esa necesidad ha quedado plasmada en cada ponencia, en cada
pregunta, en los cafés tomados en los patios, en las
actividades culturales y los cigarros compartidos entre un
debate y otro.

Destacados intelectuales como Emir Sader, sociólogo brasileño
y miembro del consejo internacional del Foro Social Mundial;
Bernard Cassen, director de Le Monde Diplomatique- Francia y
fundador de Attac; Aníbal Quijano, sociólogo peruano; Tomás
Mulián, sociólogo y rector de Arcis, y Marcel Claude,
economista y director de Terram, entre muchos otros ofrecen
hoy mañana conferencias y charlas sobre los efectos de la
globalización y la formulación de propuestas alternativas.

Los organizadores del Foro Social Chileno han calificado "como
un gran éxito" el inicio de los trabajos de este sábado, que
ya antes del mediodía había congregado a más de 2000 personas
en los talleres, paneles y seminarios.

La primera jornada del Foro Social Chileno ha sido una
constante de gente en movimiento en el sentido más amplio de
la palabra. Mujeres, hombres, de todas las edades, jóvenes con
distintos estilos, delegaciones latinoamericanas,
organizaciones y ciudadanos comunes debatiendo, conversando,
pensando, practicando democracia.