Aportes, desafíos y perspectivas de la CLOC

2000-09-18 00:00:00

Durante el curso para dirigentes y formadores de las organizaciones que integran la
CLOC, llevado a cabo en Brasilia, del 9 al 12 de noviembre del año pasado, Egidio
Bruneto, dirigente nacional del Movimiento Sin Tierra, hizo las siguientes
reflexiones.

Sobre la formación

Estamos muy acostumbrados a ver las cosas por etapas y no como un proceso. Hay
que ser más dialécticos. Lo más importante es saber para dónde queremos ir:
nuestro proyecto es para mañana o para 15 años. Hay que planificar si es a mediano o
largo plazo.

La formación tiene que ser a imagen y semejanza de la organización, que tiene que
saber para que va a formar sus cuadros. A veces mandamos miembros de las
organizaciones a cursos sin saber para qué. Después no sabemos porque cuando
regresan de los cursos muchos militantes se venden.

La formación tiene que darse a partir de la realidad y de acuerdo con nuestra
capacidad, para que no haya distancia entre el discurso y nuestra condición.

Aportes de la CLOC

El proceso de articulación que conducimos en el II CLOC hay que verlo como un
proceso largo, lento, pero que avanza.

El principio de autonomía del que hablamos mucho en relación a partidos políticos y
ONGs es muy importante entre las organizaciones de la CLOC. Discutimos lo que
nos une y dejamos de lado lo que nos desune. Tenemos que respetar el principio de
autonomía de las organizaciones y el de la autodeterminación de los pueblos.

A partir de este marco, en los últimos años conseguimos avanzar en los siguientes
aspectos:

* Detectamos el método burocrático: había buenos discursos y documentos pero no
bajaban a la práctica.

* A la idea presidencialista donde el cargo es más importante que la tarea
contrapusimos el método colectivo, de participación de todos.

* Poco a poco vamos derrotando la idea de que tenemos que tener asesores para
todo. Ahora es el dirigente que tiene que coordinar, proponer. Es una realidad.

* Fuimos víctimas del vicio del asistencialismo: primero en el marco de la URSS,
después vinieron la ONGs: solo viajábamos si era pagado el viaje. Hoy, las
organizaciones tienen que buscar los medios para llegar. Es otra realidad, no
estamos falsificando.

* Conseguimos, en el II CLOC, la incorporación de hecho de la cuestión de género:
trabajamos para adentro y no como apéndice. Hay una nueva comprensión. Había
40% de mujeres en el evento.

* La participación de la base: en los eventos, las caras no son las mismas, aparecen
nuevas caras. Los burócratas se están quedando de lado.

* En cada país, el proceso de unidad es de permanente tensión: todavía no se
resuelve. En la CLOC, en cambio, eso no existe, aprendimos a trabajar en las
diferencias.

Desafíos a ser superados por las organizaciones de la CLOC:

* Avanzar en el aspecto de la comunicación: para adentro, hacia nuestras bases, y a
nivel continental, entre nuestras organizaciones.

* Construir en las organizaciones un colectivo que dé secuencia, que acompañe el
proceso de la CLOC, para que en cada reunión no volvamos a discutir todo de
nuevo. Los compañeros de Chile y Ecuador, entre otros, demuestran que es
posible: saben lo de 10 años, lo de ayer y para donde vamos.

* El idioma: ¿cómo podemos avanzar en el dominio mutuo del español y el
portugués? Como una necesidad histórica, es una obligación de las organizaciones
ver como superar esta limitación que tenemos hasta ahora de no entendernos del
todo en nuestras actividades y eventos, porque los brasileños no hablan español y
los compañeros de otros países no hablan el portugués. Quien sabe que tengamos
que pensar en un curso básico.

* La disciplina es fundamental para aprovechar al máximo nuestro tiempo. Nos
quejamos de que no hay tiempo para discutir, pero al mismo tiempo llegamos
atrasados a las actividades o reuniones. Aún así llamamos anti-democrática a la
coordinación.

* Falta de coherencia. A veces se nos olvida que las actividades y articulaciones
dependen de nuestras posibilidades. Sin embargo hay gente que quiere ir a los
hoteles, reclama de todo. Deberíamos recordar cómo somos en nuestras casas. A
veces nos comportamos con prepotencia y exigimos demasiado de las
organizaciones que visitamos.

Perspectivas de la CLOC

* Con la cuestión de género entramos a una nueva fase, su incorporación ha sido un
gran logro, pero sabemos que no se trata de una cuestión solo de porcentaje (50%
de las mujeres en las actividades de la CLOC). Necesitamos avanzar hacia nuevos
métodos de organización.

* La formación tiene que ser una prioridad. Si la dejamos de lado no podemos
avanzar.

* Tenemos que dar atención especial a la formación de la juventud.

* El desarrollo agrícola tenemos que discutirlo vinculado al

proyecto de nación que queremos.

* Hay que trabajar el tema de la cultura, el rescate de los valores artísticos, no como
folclore sino como fundamento de nuestra identidad.

* Debemos construir alianzas con otras organizaciones y sectores populares, a nivel
nacional e internacional.

* Velar por los derechos humanos y la solidaridad: debemos preocuparnos por lo
que pasa en otros países y manifestarnos enérgicamente por la defensa de los
compañeros y organizaciones fraternas.

Egidio Bruneto-MST