Ecuador:

Movilizaciones contra paquete neoliberal

2000-09-15 00:00:00

El Gobierno que preside el Dr. Jamil Mahuad, en la segunda quincena de septiembre, adoptó un paquete de medidas económicas de corte neoliberal que incluyen:

* Eliminación del subsidio al gas de uso doméstico, lo que representa un aumento, en el cilindro de 15 kilogramos, de menos de un dólar a 5 dólares.

* Devaluación de la moneda en un 15%.

* Aumento de las tarifas de energía eléctrica en un más de 310%, del agua potable, del diesel y de otros combustibles, de las tarifas del transporte urbano en un 25% y del transporte interprovincial en un 40%.

El gobierno ha dispuesto la entrega de un bono de pobreza equivalente a 15 dólares para las madres pobres que tengan por lo menos un hijo menor de edad y de siete dólares para los y las mayores de 65 años. Este programa estará coordinado por las iglesias católicas y evangélicas.

Todas estas medidas han significado un incremento desmedido no solo de los precios de los víveres, insumos y herramientas agrícolas, sino de pasajes, bienes y servicios básicos, encontrando profundas resistencias en sectores populares y de la clase media. Sectores de la Iglesia Católica y grupos evangélicos se han negado a colaborar con el programa de subsidios del gobierno, considerando que el bono de pobreza constituye una limosna.

Las organizaciones sociales participaremos en el paro nacional del 1 de octubre. La FENOCIN, por su parte, convocó a la Federación Ecuatoriana de Indígenas Evangélicos (FEINE), a la Federación Nacional de Campesinos Libres del Ecuador (FENACLE), a la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas (FENOC) y a la Federación Ecuatoriana de Indios (FEI), para analizar las medidas, formular propuestas y coordinar acciones de rechazo conjunto. En esta reunión se conformó la Alianza de Organizaciones y Pueblos Indígenas, Campesinos y Negros del Ecuador, cuya primera medida fue una movilización nacional cumplida el 28 de septiembre en la que se cerraron puentes, caminos y carreteras, exigiendo la derogatoria de las medidas anti-populares.

Entre los planteamientos que serán expuestos por la Alianza al Gobierno, al Congreso y a la sociedad constan los siguientes puntos:

* Reconstrucción productiva de la Costa: creación de un fondo de emergencia administrado por las organizaciones campesinas para la reconstrucción de las zonas afectadas por el fenómeno El Niño.

* Línea de crédito productivo y emergente para los socios de las organizaciones, según las demandas específicas de las regiones: Costa y Sierra.

* Desarrollo de políticas educativas, concretamente el fortalecimiento de la Educación Intercultural Bilingüe.

* Implementación de políticas de Estado concernientes a la producción agropecuaria, tierra, asistencia técnica, medio ambiente, salud, crédito diferenciado a través del Banco de Fomento, y sobre todo, la vigencia plena de los derechos humanos en el campo, para garantizar la seguridad alimentaria.

* Creación de diversas leyes que fortalezcan la identidad legal en concordancia con la nueva Constitución, especialmente una revisión de las leyes agraria, de aguas y comunas.

* Aplicación de nuevas propuestas, encaminadas a combatir y sancionar la evasión tributaria, eliminación de los privilegios en la tributación y de los escudos fiscales, mayor control de las aduanas y de la contratación pública y creación de una Comisión Anti-corrupción con presencia significativa de la sociedad civil. Con estas acciones no sería necesario tomar medidas económicas de ajuste.