Filipinas: denegado el acceso a la tierra a 165 campesinos beneficiarios

2007-12-04 00:00:00

0720APHL

165 campesinos de Sumilao, Bukidnon llevan 10 años luchando por su derecho a la alimentación. Aunque en 1995 se reconoció que estos campesinos eran los beneficiarios de las 144 hectáreas de tierra, más tarde se modificó el uso de la tierra de agrícola a agroindustrial, quedando así exenta del programa nacional de reforma agraria. El 10 de octubre, 50 campesinos de Sumilao comenzaron una marcha desde Sumilao a Manila, ciudades separadas por una distancia 1500 Km, a fin de presentar una demanda ante el Departamento de Reforma Agraria y la Oficina de la Presidencia con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre).

Por favor, escriba una carta cordial a la Presidenta Gloria Macapagal-Arroyo y al Secretario Nasser C. Pangandaman, del Departamento de Reforma Agraria, solicitándoles la inmediata distribución y adjudicación de la tierra mencionada a los 165 beneficiarios y sus familias.

Antecedentes

Bukidnon, una provincia de la región de Mindanao del Norte, es conocida en Filipinas por ser la principal productora de alimento de Mindanao. La provincia produce arroz, maíz, café, piña y otras frutas y verduras, así como carne aviar, porcina y bovina.

Los campesinos de Sumilao, Bukidnon, llevan 10 años luchando por su derecho a la alimentación. En 1990, la propiedad Quisumbing, de 144 hectáreas, fue introducida en el programa nacional de reforma agraria, el Programa Integral de Reforma Agraria (CARP). 165 campesinos fueron nombrados beneficiarios y el Departamento de Reforma Agraria (DAR) les concedió el Certificado de Concesión de la Propiedad de la Tierra (CLOA) en 1995. Sin embargo, nunca se les otorgó la tierra y los campesinos no pudieron cultivarla para alimentarse adecuadamente. Poco después de que los campesinos recibieran el CLOA, el propietario solicitó la conversión de las 144 hectáreas de tierra de uso agrícola a uso agroindustrial y el establecimiento del Área de Desarrollo Agroindustrial de Bukidnon (BAIDA), pese a que no es posible negociar la conversión de las tierras originariamente agrícolas. Aunque en un principio la Oficina Central del DAR denegó la conversión, el Secretario Ejecutivo Rubén Torres de la Oficina de la Presidencia aprobó la solicitud a pesar de su ilegalidad.

Al no contar con los medios para alimentarse, los campesinos ocuparon dicha propiedad y comenzaron a cultivarla. El propietario tomó represalias enviando a guardias armados para que acosaran a los campesinos y destruyeran sus cabañas. Abandonados a su suerte, los campesinos decidieron organizar huelgas de hambre frente a la Oficina Central del DAR en Manila, ingiriendo únicamente agua durante 28 días. Debido a la enorme presión pública, el Presidente Ramos emitió una resolución por la cual se concedían 100 hectáreas a los campesinos, y el resto al propietario Norberto Quisumbing. Enojado por esta decisión, Quisumbing la denunció ante la Corte Suprema y se reinstauró el fallo anterior a favor del propietario. Esto sucedió en 1999.

En 2002, el propietario vendió las 144 hectáreas de tierra a San Miguel Foods, Inc (SMFI), el mayor conglomerado de empresas en Filipinas, que prevé la creación de una granja porcina. No se ha realizado ninguno de los proyectos que condicionaron la conversión. En 2004, los campesinos de Sumilao solicitaron la cancelación de la orden de conversión contra Quisumbing y /o SMFI ante el DAR, basándose en el hecho de que Quisumbing no había iniciado ningún trabajo de desarrollo en la tierra, y en que SMFI había infringido las condiciones de la orden de conversión, al cambiar completamente su uso a granja porcina. Se presentó la demanda a la Oficina de la Presidencia y ésta está actualmente pendiente de resolución. Recientemente, los campesinos decidieron organizar una marcha de 60 días de Sumilao a Manila. Esperan llegar a Manila el 3 de diciembre, a tiempo para la celebración de la Semana de los Derechos Humanos, con el objetivo de que se resuelva la demanda relativa a las 144 hectáreas de tierra que les pertenecen legítimamente.

Mandato de la Red de Emergencia

Filipinas es Estado Parte del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y por lo tanto, tiene la obligación, conforme al derecho internacional, de garantizar el derecho a la alimentación de su población. La reforma agraria constituye una medida central para implementar el derecho a la alimentación de los campesinos sin tierras y, por tanto, es obligatoria. No permitir que los 165 campesinos reconocidos como beneficiarios se instalasen en las 144 hectáreas de terreno y las irregularidades relativas a la conversión de tierra constituyen una infracción de esta obligación. Por tanto, el gobierno de Filipinas ha violado el derecho a alimentarse de los campesinos.

Fin de la acción: 30 de enero de 2008

Direcciones

Sra Gloria Macapagal-Arroyo
Presidente de la República de las Filipinas
Malacanang Palace
JP Laurel Street, San Miguel
Manila 1005 PHILIPPINES
Fax: +63 2 736 1010

Hon. Nasser C. Pangandaman
Secretario del Departamento de Reforma Agraria
Elliptical Road, Diliman, Quezon City
PHILIPPINES
Fax: +63 2 929 3088

Por favor, informe a FIAN de cualquier respuesta a su carta

Traducción de la carta propuesta:

Excelentísima Presidenta,

He recibido recientemente información relativa a 50 campesinos que están realizando una marcha desde Sumilao, Bukidnon, a Manila. Van a caminar una distancia de 1500 Km. para llegar a Manila antes del 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, para reclamar las 144 hectáreas de tierra de las que obtuvieron el Certificado de Concesión de Propiedad de la Tierra (CLOA) en 1995. Pese a ello, en un aparente intento por burlar el Programa Integral de Reforma Agraria, el propietario Norberto Quisumbing solicitó la conversión de la tierra de uso agrícola a agroindustrial ante el Departamento de Reforma Agraria. Esto es ilegal, porque no puede negociarse la conversión de tierras originariamente agrícolas. Sorprendentemente, aunque el Secretario del DAR denegó la solicitud, el Secretario Ejecutivo Rubén Torres de la Oficina de la Presidencia emitió una resolución por la que aprobaba la solicitud de conversión pese a su ilegalidad.

Con el fin de hacer público su caso y lograr finalmente el uso de la tierra, los campesinos de Sumilao organizaron una huelga de hambre frente a la Oficina Central del DAR. Durante 28 días no bebieron más que agua. Posteriormente, el Presidente Ramos emitió una resolución por la que los campesinos recibían 100 ha. y el propietario, 44 ha. La Corte Suprema revocó más adelante esta resolución y reinstauró el fallo anterior a favor del propietario. Entretanto, no se implementó ninguno de los proyectos de desarrollo planificados. En 2002, el propietario vendió las 144 hectáreas de terreno a San Miguel Foods, Inc (SMFI), que prevé establecer una granja porcina, infringiendo así la orden de conversión, ya que se modifica esencialmente el uso de la tierra. En 2004, los campesinos de Sumilao solicitaron la cancelación de la orden de conversión ante el Departamento de Reforma Agraria, que se desestimó dos años después. En 2006, llevaron su petición de cancelación de la orden de conversión ante la Oficina de la Presidencia y el caso sigue pendiente de resolución.

Filipinas es Estado Parte del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y por lo tanto, tiene la obligación, conforme al derecho internacional, de garantizar el derecho a la alimentación de su población. La reforma agraria busca la implementación de este derecho humano. Al no ceder a los campesinos de Sumilao la tierra que les fue concedida por el CARP, Filipinas rompe con esta obligación e infringe el derecho a la alimentación de estos campesinos. En calidad de defensor a nivel internacional por la implementación del derecho a la alimentación, le ruego Sra. Presidenta que:

1. Revoque la orden de conversión

2. Ordene al Departamento de Reforma Agraria que emita inmediatamente una nota de cobertura y distribuya entre los campesinos las 144 hectáreas de tierra en San Vicente, Sumilao, Budkinon.

Atentamente,

Mrs. Gloria Macapagal-Arroyo
President of the Republic of the Philippines
Malacanang Palace
JP Laurel Street, San Miguel
Manila 1005
PHILIPPINES
Fax: +63 2 736 1010

Dear Mrs. President,

Recently I received information regarding 50 Sumilao marching from Sumilao, Bukidnon, to Manila. They are walking a distance of 1500 kilometres to reach Manila by 10th of December, the International Human Rights Day, in order to claim 144 hectares of land for which they obtained a Certificate of Land Ownership Award CLOA in 1995. However, in an apparent attempt to circumvent the Comprehensive Agrarian Reform (CARP), the landowner Norberto Quisumbing applied for conversion of the land from agricultural to agro-industrial before the Department of Agrarian Reform. This was illegal because prime agricultural lands are non-negotiable for conversion. Surprisingly, however, while the DAR Secretary denied the application, the Office of the President, Executive Secretary Ruben Torres issued a resolution approving the application for conversion despite its illegality.

In order to make their case public and have land finally awarded to them, the Sumilao farmers staged hunger strikes in front of the DAR Central Office. For 28 days they consumed nothing but water. Subsequently, then President Ramos issued a resolution, wherein 100 ha were given to the farmers and 44 hectares to the landowner. This resolution was later revoked by the Supreme Court and the earlier ruling in favour of the landowner was reinstated. In the meantime, none of the planned development projects were implemented. In 2002, the landowner sold the 144 hectare land to San Miguel Foods, Inc (SMFI) which plans to set up a piggery farm in violation of the conversion order as it substantially changed its use. In 2004, the Sumilao farmers raised the petition for cancellation of the conversion order before the Department of Agrarian Reform, which was dismissed two years later. In 2006, they pursued their petition for cancellation of the conversion order before the Office of the President and the case is currently pending.

The Philippines is a state party to the International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights, and therefore duty-bound under international law to fulfil the right to food of all of its population. Agrarian reform is meant to implement this human right. By not providing land which was awarded to the Sumilao farmers under the CARP, the Philippines breaches this obligation and violates the right to food of these farmers. As a person working internationally for the implementation for the right to food, I would like to ask you, Mrs. President to:

3. Revoke the Conversion Order;
4. Instruct the Department of Agrarian Reform to immediately issue notice of coverage and distribute the 144 hectares of land in San Vicente, Sumilao, Bukidnon, to the farmers.

Sincerely yours,

La Vía Campesina
Secretaría Operativa Internacional
Jalan Mampang Prapatan XIV No 5
Jakarta Selatan 12790, Jakarta - Indonesia
Tel +62 21 7991890
Fax +62 21 7993426
viacampesina@viacampesina.org

Contacto Campaña Global por la Reforma Agraria:
viacampesina_cgra@amnettgu.com
Tel: +504 235 9915 //+504 232 2198

FIAN
Secretariado Internacional
P.O. Box 10 22 43
D – 69012 Heidelberg - Germany
Tel + 49 6221 65300 30
Fax +49 6221 830545
fian@fian.org